martes, 31 de enero de 2017

Película: La dama del armiño (1947)

La dama del armiño (1947) película dirigida por Eusebio Fernández Ardavín.


SINOPSIS
Hay épocas que son bastante fáciles de reflejar la indumentaria de la gente de la Corte o con poder adquisitivo alto en películas y series. Los siglos XVI y XVII son dos de ellas. Por supuesto ayuda los numerosos retratos que han llegado hasta nuestros días. Sin embargo el responsable de vestuario se enfrenta al difícil «arte» de conseguir que la silueta, corte y los tejidos empleados sean lo más ajustados y creíbles a la realidad de aquellos años. 
En cambio es mucho más difícil que queden reflejados de manera correcta el resto de los estamentos sociales.

En la película La dama del armiño, ambientada a finales de los años setenta (ya que así está datada la pintura) los trajes de la gente de poder adquisitivo alto se salvan por tener un cierto parecido con los retratos de la segunda mitad del siglo XVI. No tanto las lechuguillas ya que no siguen la moda de aquellos años (realmente se conforman con hacer cuellos anodinos) y las calzas o muslos de los hombres jóvenes, o de buen ver, habrían quedado mejor más abombados y enseñando bragueta. 

 

       

A la dueña de doña Catalina tal vez le hubiera ido bien llevar una toca, como corresponde a su edad y función casera. 


La ropilla que lleva Samuel, joven judío converso, que además es orfebre, es obsoleta y no se llevaba abierta (mucho menos en un acto solemne). La hechura del calzón tampoco se ajusta a los años de la segunda mitad del siglo XVI. Y, por supuesto, llevaría zapatos y medias. ¡No botas con tacón!

 

La ropa de uno de los judíos conversos, al ser hombre mayor, es correcta, pero no así los zapatos que parecen de finales del siglo XVII. 


Por último recordar que La dama del armiño está atribuida a Sofonisba Anguissola y datada a comienzo de los 90. Y que la prenda que luce la mujer lleva piel de lince.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...